Golden State Warriors, campeón de la Conferencia Oeste, y Cleveland Cavaliers, el mejor de la Conferencia Este, comenzarán esta noche la definición del título de la NBA.

La final de la NBA entre los Cleveland Cavaliers y los Golden State Warriors marcará la historia del mejor baloncesto del mundo, pues desde 1947 que se juegan las finales de la NBA, nunca los dos mismos equipos lucharon en tres finales de manera consecutiva.

Los Cavaliers de LeBron James llegan en papel de defensores, luego de ganar (4-3) la final pasada ante Warriors, campeón de 2015. Por su parte Golden State fue el mejor equipo de la temporada regular con 67 victorias y 15 derrotas, y empujado por sus estrellas Kevin Durant y Stephen Curry avanzó a esta final con récord perfecto de 12-0 en los playoffs eliminatorios.

Este tercer enfrentamiento tendrá 13 jugadores de las dos finales anteriores, siete de los Cavaliers y seis de los Warriors.

Los campeones son liderados por el mejor jugador de la NBA, LeBron James, seguido por James Jones, Kevin Love, Iman Shumpert, JR Smith y Tristan Thompson; quienes ya saben lo que es vencer a los Warriors y caer ante ellos.

Una de las grandes ventajas que han tenido los Cavaliers es que su quinteto titular del año pasado se mantiene para esta final.