Oksana Chusovitina ha competido de manera ininterrumpida desde Barcelona 92, acumulando un oro y una plata en 7 Juegos Olímpicos.

 La gimnasta uzbeka Oksana Chusovitina culminó este domingo su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, con un séptimo lugar en la competencia de salto femenino, prueba que al final ganó la estadounidense Simone Biles.

Con esto, Chusovitina hizo historia al convertirse en la única gimnasta en aparecer en 7 Juegos Olímpicos, desde su debut en Barcelona 92, hace 24 años. La atleta, nacida en la URSS, representó al Equipo Unificado de exrepúblicas soviéticas que compitió en Barcelona 92; luego, compitió por su país de nacimiento hasta 2008, cuando se presentó a los olímpicos bajo la bandera de Alemania. Desde 2012, ha vuelto a competir por Uzbekistán.

Tras la final, no dudó en asegurar que se preparará para competir de nuevo en los próximos Olímpicos de Tokio, que se llevarán a cabo en el año de 2020. “Definitivamente (competiré). Apenas desperté esta mañana, lo he decidido”, comentó a la agencia Reuters.

De llegar, la gimnasta estaría aún lejos de lograr el récord de más presentaciones en la justa veraniega, honor que le corresponde al canadiense Ian Millar, quien compitió en un total de 10 Olímpicos, de 1972 a 1976, y luego de 1984 hasta el 2012, siempre en pruebas ecuestres.

Durante la final del salto, Chusovitina tuvo un aterrizaje desastrozo que logró salvar con un giro que, si bien demostró su gran gallardía y espíritu competitivo, posiblemente pasará a la historia como uno de los momentos más cómicos de estos juegos.

Fuente: sdpnoticias.com