La húngara Katinka Hosszu y el surcoreano Park Tae-Hwan acumularon más medallas de oro individuales en los Campeonatos Mundiales de Natación de piscina corta en Windsor, Canadá, mientras Estados Unidos logró un récord mundial en relevos.

Hosszu se adjudicó su segunda medalla de oro en este mundial, al ganar los 200 metros mariposa, con 2:02:15 minutos, e imponerse ampliamente a la estadunidense Keisi Worrell (2:02.89) y a la china Yufei Zhang (2:05.10).

La nadadora húngara también se coronó por tercera vez en la competencia, al tocar primero el tablero en los 100 metros dorso, con 55.54 segundo, para dejar la plata a la canadiense Kylie Jacqueline Masse (56.24) y a la británica Georgia Davies (56.45).
El surcoreano Park Tae-Hwan conquistó los 200 metros libre con tiempo de 1:41.03 minutos.

Por su parte, las estadunidenses Alexandre de Loof, Lilly Rey, Kelsi Worrell y Katrina Konopka impusieron la nueva marca en el relevo 4×50 metros combinado, con 1:43.27 minutos, durante el segundo día del Campeonato Mundial de Natación en alberca de 25 metros.

La marca anterior, de 1:44.04 minutos, fue fijada por una cuarteta de Dinamarca durante la justa mundialista de Doha 2014.

La plata correspondió a las italianas Silvia Scalia, Martina Carraro, Silvia de Pietro y Erika Farraioli, con 1:45.38 minutos, y la de bronce fue para la cuarteta de Dinamarca, compuesta por Mie Oe Nielsen, Matilde Schroder, Emilie Beckmann y Janette Ottesen, con 1:45.89.

Asimismo, el australiano Michell Larkin, de 23 años y campeón del Mundo en Kazán 2015, ganó la doble corona en la prueba de los 100 metros dorso, con 49.65 segundos. El segundo lugar fue del ruso Andrei Shabazov (49.69) y el tercero el chino Jiayu Xu (50.02).

Fuente: prensa-latina