La llama Olímpica ha llegado finalmente a Tokio para concluir su relevo de más de 120 días por las 47 prefecturas de Japón en estas últimas dos semanas. Con su lema “La esperanza ilumina nuestro camino”, la llama fue recibida en una ceremonia en el Parque Olímpico de Komazawa, sede construida para los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964.

“Me gustaría expresar mi afectuosa gratitud a todos aquellos que han hecho posible este exitoso Relevo de la Antorcha”, afirma KOIKE Yuriko, alcaldesa de Tokio. “Hemos podido superar todas las adversidades gracias a personas de todo Japón, y también con mucho ingenio”. La llama fue transportada hasta el podio por la atleta de tiro Paralímpico Taguchi Aki. Fue un momento especial para esta deportista, ya que han pasado más de 100 días desde que encendió el pebetero Olímpico durante el inicio del relevo en Fukushima, celebrado el pasado 25 de marzo de este año.

El Relevo de la Antorcha Olímpica hará una gira de dos semanas por la capital antes de concluir su viaje el 23 de julio, cuando se empleará para encender el pebetero Olímpico durante la Ceremonia de Apertura en el Estado Olímpico de Tokio. Este largo viaje empezó el 12 de marzo de 2020 desde Grecia, como indica la tradición.

Foto: olympics.com