La justicia francesa dio hoy luz verde a la ampliación del estadio de Roland Garros, que le robará espacio al Jardín de los invernaderos de Auteuil, informó a Efe un portavoz de la Federación Francesa de Tenis (FFT), que consideró la decisión como “positiva”.

El Tribunal de Gran Instancia de París rechazó la demanda de los herederos del arquitecto del jardín, Jean-Camille Formigé (1845-1926), de suspender las obras y devolver a su estado anterior el jardín, un botánico creado en 1897 y registrado como monumento natural.

Las obras fueron paralizadas el pasado 12 de diciembre, por orden del propio tribunal.

El proyecto de la federación, presentado en 2011, prevé ampliar la exclusiva zona reservada a los patrocinadores, el “Village”, y construir una nueva cancha en los invernaderos, algo que levantó las críticas de los ecologistas.

Esa nueva cancha semienterrada, que tendrá capacidad para 5.000 espectadores, ha sido uno de los mayores quebraderos de cabeza de la FFT, pues sus detractores consideran que las obras no deberían afectar al colindante jardín.

El proyecto contempla además cubrir las pistas principales, pero también ampliar el espacio que cada año visitan unos 460.000 aficionados y que se ha convertido en el más pequeño de los cuatro torneos del Grand Slam de tenis.

Fuente: tenis.as.com