El suizo Roger Federer puso en duda su presencia en Roland Garros y aseguró que tomará una decisión definitiva a mediados de mayo, una vez que concluya la mini-pretemporada que realizará en Dubai.

Después de que el suizo, ganador del Open de Australia, y los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami esta temporada, renunciase a disputar los Master 1000 en arcilla, también podría no competir en Roland Garros, la cita más importante de la temporada sobre tierra batida.

En una entrevista para CNN Sport, Federer, expresó que todavía no está al cien por ciento para jugar el Roland Garros por lo que en los próximos días analizará si participa o no en el evento “No creo que me lo salte, pero tendré que ver en las próximas cuatro o cinco semanas cómo me siento cuando pise la arcilla. Tendré que ver cómo está mi estado de ánimo”, dijo.

Sin embargo el ex número uno del mundo se siente optimista en llegar al torneo que se disputa en Francia “Como veo las cosas de momento, jugaré Roland Garros, pero hasta el 10 de mayo pueden pasar muchas cosas”, comentó Federer. “Si no juego  la pausa no sería entonces de siete semanas, sino de diez. Hay que pensarlo bien. Pero jugar por jugar, ya no lo hago más, porque así no sucede ningún milagro. Debo estar realmente bien preparado y desearlo realmente”, finalizó.