Santiago Gutiérrez, triatleta ecuatoriano, se clasificó al Mundial de Ironman 70.3, que será el 30 de agosto en Zell am See, Austria. Las distancias son 1,9 kilómetros de natación, 90 de bicicleta y 21,1 de carrera a pie. “Valió la pena todo el esfuerzo y las lesiones que me tocó sufrir este año”, señaló.

Hay 5 ecuatorianos en la historia que han clasificado a un Mundial, y Santiago es un lleno de ellos. “Es el premio a meses de entrenamiento, de cuidado, de constancia y de esperanza para una clasificación que se ha dado a última hora. Hay todo un equipo atrás que ha venido trabajando, desde el entrenador que vive en Chile hasta los fisioterapeutas y los mecánicos”, aseguró.

Gutiérrez tuvo algunos problemas antes de competir en Lubbock, Texas, prueba que le otorgó la ansiada clasificación. “Llegué a esta competencia sin haber trotado más de 25 minutos en un entrenamiento. Terminé en el puesto 11, que no te asegura el cupo al Mundial, lo conseguí de manera sufrida, con mucho sacrificio pero con alegría”, expuso.

Finalmente, habló sobre la preparación que tendrá de cara al Mundial. “La parte de alimentación es básica en este deporte, que es 50% cabeza y 50% físico. La cabeza no es necesaria sólo en la carrera sino en el entrenamiento diario. Vamos a afinar con un duatlón en Santo Domingo de los Tsáchilas y el triatlón de Manta antes del Mundial”, concluyó el triatleta quiteño.