La gimnasta norteamericana y ganadora de 4 medallas de oro en las Olimpiadas de Rio 2016, quedó en una polémica porque un grupo de hackers rusos revelo que la deportista dio positivo en un control de antidopaje.

La atleta aclaró que padece de Trastorno de Atención por Hiperactividad (TDAH) y que lleva consigo un tratamiento para combatir esta enfermedad que tiene desde niña, la campeona olímpica presentó la documentación para poder obtener  Exención de Uso Terapéutico de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) una droga que se médica para tratar el (TDAH).Cabe recalcar que la gimnasta dijo no sentirse “ avergonzada” de admitir su enfermedad y mucho menos que toma medicación