Por la jornada 30 de la Premier League, Manchester United venció (2-1) a Liverpool en Old Trafford. Como ya es habitual, Antonio Valencia saltó en el 11 titular a la cancha y fue partícipe de múltiples jugadas de peligro durante el encuentro.

Con una buena asistencia de público, Manchester United demostró estar concentrado completamente en el encuentro. Su posesión del balón fue inminente y a los 14 minutos de juego, Rashford abrió el marcador. De Gea y Lukaku fueron los autores de la jugada de gol que permitió a la nueva sangre de los Diablos Rojos anotar con un gran remate directo al arco. Liverpool no tuvo salida y las únicas opciones de peligro fueron generadas de pelota parada. Van Dijk estuvo cerca de igualar el marcador a través de un cabezazo que salió desviado.

A los 28′ Lukaku y Mata hicieron de las suyas en el área rival y una vez más Rashford recibió un pase que le permitió generar un dererchazo directo al arco que se embocó con mucha potencia en las redes (2-0). Tras la anotación, los locales lucieron completamente superiores y los visitantes se quedaron atrás sin acciones de vértigo entregándole el dominio a los Rojos. Durante la parte complementaria, Liverpool presionó en campo rival y comenzó a acercarse peligrosamente. A los 66 minutos un gol en contra puso en nervios a toda la hinchada del United. Bailey rechazó el balón directo a las redes de su guardameta De Gea.

Mourinho realizó cambios en la plantilla y permitió el ingreso de Fellaini. De esta manera se tuvo mayor contención en defensa y sobretodo en el juego aéreo. El United pudo manejar los minutos finales y se quedó con los tres puntos en casa.

Alineaciones:

Machester United:

1. De Gea, 25.Valencia, 12.Smalling, 3.Baily, 18.Young, 8.Mata, 31. Matiić, 39. McTominay, 7. Sánchez, 9. Lukakau, 19. Rashford

Liverpool:

1.Karius, 6.Lovren, 4. van Dijk, 26.Robertson, 66. Alexander-Arnold, 7.Milner, 21. Oxlade-Chamberlain, 23.Can, 9. Firmino, 11. Salah, 19. Mané

 

Foto: Manchester United Oficial