El cuadro torero no pudo imponerse a Flamengo en el Estadio Monumental Banco Pichincha y se quedó en las semifinales de Copa Libertadores por séptima vez en su historia. No obstante, se llevó un premio económico que casi alcanzó la cifra de los $8 millones.

Barcelona se clasificó a la semifinal del torneo internacional el pasado 19 de agosto luego de imponerse a Fluminense por un marcador global de 3-3, con el gol de visitante a su favor, en los cuartos de final.

De esta forma, el conjunto amarillo se embolsó un total de $1,5 millones a los premios ya recaudados por participar en la competencia: $3 millones en fase de grupos y $1,05 millones en octavos de final. Tras disputar la semifinal de ida en Río de Janeiro, el club se aseguró $2 millones más y una hipotética clasificación a la gran final le hubiese concedido un adicional de $6 millones.

Sin embargo, el Mengao se impuso con autoridad por un marcador de 2-0 en ambos encuentros y Barcelona se quedó sin boleto para pelear la copa, quedándose con un recaudo total de $7,5 millones al final de esta edición de Libertadores.

Adicionalmente, el plantel canario ingresó un total $333120, monto recaudado en taquilla durante el último encuentro contra los cariocas. Tras un año y medio de pandemia, Barcelona pudo tener público en las gradas y registró la presencia de 11642 hinchas, teniendo en cuenta la disposición del COE Nacional que le permitió albergar únicamente un aforo del 30% en su escenario de juego.

Con los premios recibidos en Copa Libertadores y el dinero de venta de boletos, el Ídolo ingresó un monto total de USD $7,8 millones, aproximadamente, cifra que le puede ayudar a palear ciertas necesidades económicas.

El conjunto guayaquileño volvió a los entrenamientos este jueves en las canchas alternas de su estadio. Barcelona se prepara para recibir a Mushuc Runa este domingo 3 de octubre por la octava fecha de la segunda fase de LigaPro.