El número 10 del Real Madrid, se plantea seriamente salir del conjunto blanco ante la falta de minutos que tiene en el campo. A pesar del tercer título ganado en 2016, no pudo esconder su descontento debido a que ha pasado a cumplir un rol completamente secundario en el equipo bajo las órdenes del francés Zinedine Zidane. Entre los equipos que estarían fichando su pase están Chelsea, Manchester United, Arsenal, Tottenham, Manchester City.

“Estoy feliz aquí, pero quiero jugar más. Quiero estar siempre en Madrid, pero hay que pensar en todo y buscar salidas. Tengo ofertas y tengo siete días para pensar”, fueron las palabras de James el pasado domingo, ajeno a la euforia de sus compañeros y aficionados del Real Madrid por el triunfo en la final del mundial de clubes en Japón.

James visitó la embajada británica en Bogotá con la intención de tramitar su visa de cara a un posible traspaso al fútbol de Inglaterra, país en el que se asegura hay por lo menos dos equipos interesados en sus servicios los que se mencionan con más insistencia son Chelsea y Manchester United.

Chelsea: Según la prensa británica, el técnico italiano habría dado el visto bueno por el futbolista colombiano para suplir la más que segura baja del brasileño Oscar, que se encuentra ultimando los detalles de su traspaso multimillonario al fútbol chino. El Chelsea no tendría ningún problema de pagar una suma que ronde los US$100 millones, cifra similar a la que desembolsó el Madrid cuando lo fichó del Mónaco en 2014.

Manchester United: James podría ocupar el puesto de Pogba en la media punta, pero de ahí a sentar al jugador más caro del mundo, parece difícil. Dado el tamaño del equipo y el hecho que está empezando un proceso, la opción de convertirse en diablo rojo es una de las mejores para el futbolista colombiano.

Arsenal, Tottenham, Manchester City y Liverpool: son lo que menos interés podrían tener en el futbolista colombiano, tanto por el elevado precio del jugador como por el estilo que implementa el técnico alemán Jurgen Klopp a sus equipos.

En el City de Guardiola, James podría ser el reemplazo natural de David Silva, un jugador que enero cumplirá 31 años y quien tiene contrato hasta 2019. Arsenal, por su parte, no aparece como un destino inmediato, aunque el panorama podría cambiar dependiendo de las negociaciones de renovación del alemán Mesut Özil y de la evolución de la lesión de Santi Cazorla.