Kim Jong-un jefe de Estado de Corea del Norte, se propuso formar jugadores de excelencia que fomente el futbol en el país con la intención de dominar el panorama futbolístico a base de métodos muy exigentes en los que entrenan varias horas a la semana. Los dirigentes prometen ‘crear’ “jugadores con más talento que Lionel Messi”

Dispuestos a gastar mucho dinero hasta conseguirlo, el país coreano se fija la meta de contraponerse ante las potencias mundiales, especialmente las europeas como España, Italia, Francia o Alemania. Tras la creación en   2013 de la Escuela Internacional de Fútbol de Pyongyang,  con una inversión de casi 100.000 euros Corea del Norte pretende “invertir con fuerza en los chicos en un movimiento cuyo objetivo es aparentemente asegurarse la entrada de divisas extranjeras una vez que los jóvenes atletas se conviertan en profesionales y reciban un salario alto”, detallaron fuentes diplomáticas.

El equipo masculino de fútbol de Corea del Norte se encuentra en la posición 126 de la clasificación de la FIFA. Su participación más brillante en la Copa del Mundo se produjo en Inglaterra 1966, cuando se impuso a Italia y Chile en la fase de grupos y alcanzó los cuartos de final del torneo.