Todo estaba listo para que que el futbolista marfileño forme parte del Barça. Una decisión a última hora hizo que el equipo se echara para atrás. Hace varias semanas el Barça había cerrado el acuerdo con el centrocampista y el Niza.

El no fichaje de Seri, jugador del Niza, se debe a un problema técnico del azulgrana. El tema económico se estaba hablado entre los clubes y se había llegado al acuerdo de pagar 40 millones por el jugador. El traspaso del jugador estaba casi listo. Además, Seri estaba entusiasmado de formar parte del azulgrana. La intención del jugador era despedirse de su equipo la noche del martes pasado en el partido ante el Nápoles.

Toda esta cuestión se debe a que Seri no ha mostrado un buen nivel de fútbol en los dos últimos partidos con su equipo, por eso el técnico del Barça consideró que no sería un buen fichaje para el equipo.

Actualmente el Barça se centra en otros refuerzos, como son: Dembélé y Coutinho. Además buscan fichar otro como reserva de Seri.

Fuente: Mundo Deportivo