El responsable de desarrollo técnico de la FIFA, Marco Van Basten, afirmó que en el organismo rector del fútbol mundial se estudia que solo los capitanes de los clubes o selecciones en cancha puedan hablar con los árbitros para evitar así protestas del resto de los jugadores.

“Estoy seguro de que el comportamiento de los jugadores puede ser mejor. Pensamos en cómo poner todo de nuevo en la buena dirección”, dijo el ex futbolista holandés en declaraciones a la cadena BBC. “Son muchos los que se quejan durante los partidos”, añadió el que fuera delantero de la selección holandesa, del Ajax de Ámsterdam y del Milan.

En el rugby, por ejemplo, únicamente los capitanes pueden dirigirse al árbitro en caso de una acción polémica. “Podemos aprender del resto de los deportes y ellos de nosotros, pero tenemos que afrontar el problema. Hay muchas emociones en el juego y eso es bueno, pero también tenemos que controlarlas”, afirmó Van Basten.