Para sorpresa de muchos, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi no se encuentran en los cuartos de final de la Champions League por primera vez desde el 2005. Sin embargo, los reflectores apuntan a dos estrellas nacientes del fútboñl mundial, Kylian Mbappé y Erling Haaland.

Ambos equipos, tanto el Borussia Dortmund, como el PSG, se encuentran como protagonistas de esta instancia de Champions con sus estrellas a punto.

Quién sabe si las nuevas generaciones serán capaces de repetir los registros de Messi y Cristiano, que seguirán creciendo hasta el día de su retirada. Por el momento, el portugués es el máximo goleador de la historia de la competición con 134 goles. El argentino se conforma con 120. En títulos, también se impone el ex del Real Madrid y Manchester United, que conquistó cinco en las temporadas 2007-08, 2013-14, 2015-16, 2016-17 y 2017-18. Messi ganó en las 2005-06, 2008-09, 2010-11 y 2014-15. Gento sigue en cabeza con seis en su haber.

Lo que si dejan estos dos astros del fútbol (Messi y CR7) es un legado inmejorable y una cantidad de récords y retos muy díficiles para las siguientes generaciones en alcanzar. Sin duda alguna, la barra está situada muy alto para ser rota, pero en el rey de los deportes nada es imposible.

Aún les queda mucho por remar al noruego y al francés para conseguir igualar la histórica carrera de Cristiano y Messi. Nivel y calidad parece que tienen para pelear por ello. Lo que aún no tienen Haaland y Mbappé es una champions en sus vitrinas, pero tarde o temprano la conseguirán, ambos tienen madera de campeón.