El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, aseguró que el organismo no cederá ante los chantajes de determinadas asociaciones futbolísticas para crear una Superliga cerrada.

El presidente del máximo organismo del fútbol europeo se mostró tajante en esta postura y lanzó un mensaje a los clubes y las ligas nacionales, mezcla de advertencia y conciliación. “No habrá ninguna liga cerrada, así de sencillo, porque esto no está en concordancia ni con nuestros valores ni con nuestros ideales”, afirmó Ceferin durante su discurso en el 41 Congreso Ordinario de la UEFA.

Caferin afirmó que la UEFA se mantendrá férrea en su postura, más allá de la presión que puedan llegar a ejercer algunas ligas locales, a las que acusó de romper con los valores europeos tras querer imponer su visión sobre otras de menor tamaño.

“Nunca cederemos al chantaje (de algunas ligas) que creen que pueden manipular a las ligas más pequeñas o dictar sus leyes a las federaciones, puesto que se sienten poderosas gracias a los ingresos astronómicos que generan. Simplemente, el dinero no hace la ley y hay una pirámide del futbol que respetar”, agregó Ceferin.