Estos días se está rumorado en las calles de Madrid la salida del crack mundial  Cristiano Ronaldo del equipo merengue, debido a sus problemas con La Hacienda de España, por supuestamente eludir el pago de vario impuestos.

Cristiano Ronaldo llegó a Real Madrid en agosto del año 2009 procedente del Manchester United; el portugués según sus abogados desde la temporada en que se vistió por primera vez de blanco hasta el 2014 pagó 265.448,80 Euros demás a la Hacienda; con esas pruebas los doctores en leyes buscan demostrar la inocencia de su cliente, reiterando en varias ocasiones que las acusaciones judiciales contra el delantero no tienen trascendencia penal, porque CR7 nunca ocultó rentas y pagó todo lo que se le cobró.

Los abogados ante los medios de comunicación han indicado que Cristiano Ronaldo abonó todas las cantidades correspondiente hasta el 2014. Otra cosa que se detecto en este proceso es que los derechos de imagen del futbolista estarían complicándolo con el fisco,  debido a la Ley de Impatriados a la que se sometió CR7 desde el 2015.