Este jueves el Comité de Competición decidió sancionar con dos partidos a Luis Suárez por su expulsión ante el Atlético de Madrid, por lo cual se perderá la final de la Copa del Rey ante el Alavés el 27 de mayo.

Sus dos sanciones tienen que ver con su expulsión y por su falta de cumplimiento al artículo 113.2 del Código Disciplinario, que obliga al jugador a marcharse a vestuarios por tarjeta roja. El uruguayo no se retiró y se quedó desde el túnel de vestuarios.También deberán cumplir un partido de sanción Savic (por acumulación), además de Sergi Roberto y Carrasco (por expulsión).

Por otro lado, el comité retiró la amarilla que el árbitro le mostró a Busquets  por devolver a la banda un balón lanzado desde la zona técnica,  ya que existía otra tarjeta sobre el terreno del juego. A su vez el Barcelona FC, recurrirá a la apelación.