Pierre-Emerick Aubameyang volvió a celebrar un gol tapándose la cara con una máscara, en esta ocasión ante el Schalke el pasado sábado (1-1). Este comportamiento del delantero gabonés volvió a enfadar a su club y a la marca que patrocina a éste.

El delantero volvió a celebrar un gol tapándose la cara con una máscara de una campaña promocional de Nike, propietaria de la máscara de la discordia y hace cuatro semanas, en un partido de la Bundesliga contra el Bayer Leverkusen, el delantero gabonés también ya había lucido el logo de Nike, marca que le patrocina, en los laterales de su cabeza.

Este gesto causó malestar tanto de su club como de Puma, marca que viste al equipo y, en consecuencia, al futbolista. “Estamos seguros de que el Borussia Dortmund tomará las medidas correctas en este asunto”, dijeron representantes de la marca Puma.

Por su parte  Michael Zorc, director deportivo del club, señaló  “Esperemos que sea algo puntual. En el club vamos a estudiar seriamente esta situación y tomaremos una decisión”.  También Hans-Joachim Watzke, director general del club, ha criticado públicamente el comportamiento de Aubameyang: “Es una estupidez. Esta vez será más difícil para él. No puede ser que Nike persiga sus intereses económicos de esta forma”, finalizó.