Luego de 15 temporadas con la casaca merengue, Marcelo se despidió del Real Madrid en medio de lágrimas. El jugador se marcha como el elemento que más títulos consiguió con el club.

Este lunes, se realizó una conferencia de prensa en el salón de actos de la Ciudad Real Madrid para escuchar el último adiós de una de las máximas leyendas del plantel: Marcelo Vieira.

He despertado todos los días con la alegría de estar en el mejor club del mundo, hacer historia y que mis hijos vean que fui capaz de jugar en el Real Madrid. Agradezco a todos quienes formaron parte de este camino”, indicó que el jugador carioca, mientras soltaba algunas lágrimas.

Marcelo figura en la historia del club como el jugador activo que más coronas ha conquistado, pues tiene 25 títulos en su palmarés merengue (6 Ligas, 5 Champions, 2 Copas del Rey, 3 Supercopas de Europa, 5 Supercopas de España y 4 Mundiales de Clubes): “Cuando salí de Brasil quería jugar la Champions. Cuando fiché por el Madrid con 18 años sabía que podía llegar a lo más alto. Hoy me voy de aquí siendo el jugador que ha ganado más títulos en la historia del mejor club del mundo

El futbolista aprovechó para agradecer Raúl, ex capitán y astro del equipo, quien fue un gran apoyo tras su llegada a Europa: “Como capitán me enseñaste mucho. Cuando llegué, tú y tu familia nos regalaron un cesto con muchas cosas para mi esposa e hijo. Ha sido un gran detalle. Todos en el fútbol hemos tenido muchos ejemplos y yo he querido ser como tú“.

Al mismo tiempo, habló de las próximas temporadas del Madrid, que prometen ser tan buenas como la actual: “Veo que el futuro del equipo es muy prometedor, como siempre lo ha sido. Incluyo a mi hijo que está en la cantera. He llegado aquí siendo un niño y me voy siendo un hombre

Pese a que todavía no tiene un camino definido, Marcelo declaró que es difícil irse del lugar en el que que estuvo tantos años, sin emabrgo, abandonó la escuadra madridista con una sonrisa: “Hoy no es un día triste, es un día de alegría. Lloramos porque tenemos muchas emociones y memorias. Salgo de aquí con la cabeza en alto. Mi familia está muy orgullosa de mí, creo que soy muy afortunado. Todo lo que he tenido en mi vida ha sido con trabajo, pero tengo la suerte de tener conmigo a gente que me apoya. Muchas gracias a todos. No es un adiós, porque siento que no me voy del Madrid“.