Esta tarde y noche se llevó a cabo una reunión en el seno de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, entre los árbitros del país y el presidente del máximo organismo del fútbol ecuatoriano, con el fin de buscar una solución al pedido de una reestructuración arbitral. 

Carlos Villacís muy contento señaló que se llegó a un acuerdo con el gremio arbitral para que haya una reestructuración gradual en la comisión arbitral, además para que exista un mejor diálogo entre la FEF y los colegiados.

Por su parte Luis Muentes vicepresidente del gremio, señaló que fue una reunión muy fructífera ya que el actual presidente de la FEF brindó toda la apertura para un diálogo y  para encontrar una solución a sus demandas. “No tenemos ningún problema, puede haber diferentes puntos de vista pero a la larga debe existir una solución para el bien del fútbol ecuatoriano”

Así mismo el abogado Pepe Mosquera, presidente de la comisión arbitral expresó “El éxito de esta reunión es que cada uno ha expuesto su postura con respeto. Comenzaremos el torneo con normalidad”. Entre los cambios que acordaron son capacitaciones y darles todas las herramientas necesarias para cumplir su labor durante los partidos. “Mejoraremos el estatus que tiene el árbitro nacional”, finalizó