El estratega del “Ídolo” Sociedad Deportiva Aucas, Carlos Ischia aclaró nuevamente el incidente con los árbitros del partido que su club tuvo frente a River Ecuador, el argentino refutó la acusación de ser “racista”.

Según el técnico oriental esta es la séptima vez que comenta esa situación: “Fue una expulsión injusta porque no creo que eran tantas las protestas mías” precisó. Según Ischia una de las cosas que más le incomoda son las “blasfemias” porque siente impotencia al no poder defenderse y mirar como lo sancionan. Además el argentino ratificó que lo dicho por el juez es  “mentira”: “Tengo 40 años de experiencia en la profesión y es la primera vez que pasa este tipo de cosas”.

Como anécdotas de su trayectoria en el mundo del fútbol, Ischia comenta que no es racista para nada, vivió en Colombia 5 años, en Ecuador 4 y siempre rodeado de todo tipo de jugadores: “He tenido compañeros de toda raza etnia he tenido jugadores de distintas nacionalidades, si hubiese eso dicho pediría disculpas…”, ratificó Ischia quien cree además que el árbitro al ser muy joven seguramente se confundió con gritos de otro lado: “Cuando termine esto, yo tomaré un abogado e iniciare acciones judiciales con alguien que está decidido a decir algo que no ocurrió”.

Finalmente sobre la actualidad del plantel, comentó que Álex Bolaños está listo para jugar y podría debutar este sábado frente a El Nacional, partido que cree será muy duro pero analiza que su equipo tiene posibilidades de ganar. Carlos Ischia ambiciona con ganar cosas importantes con el “Ídolo”: “Yo empiezo un campeonato de cero, les mentiría si les digo que no tengo ambiciones”.

A continuación el texto de lo que manifestó Carlos Ischia sobre su versión de lo que pasó en el partido en el que fue expulsado: “Una vez que el árbitro se acerca a comunicarme que me retire, le pregunto a qué se debe la expulsión? no me responde, no me contesta; giro se fue para el área porque había una jugada, se me acerca el cuarto árbitro, le pido una explicación y no me contesta nada solo se queda con el brazo extendido señalándome que salga, le vuelvo a preguntar y le insisto porque me expulsa…? no me contesta; ahí le digo ¡Que te pasa estas Mudo! , que no me contestas…? dije bueno nada que hacer, me doy media vuelta voy hasta el banco busco mi campera no hay, tuvimos con la gente que estaba ahí cerca levantarla me metí dentro de la manga y me fui, yo no hice expresiones ni dije nada a nadie.”