Joselito Cobo, Presidente del Deportivo Quito, aclaró que los rumores de su renuncia fueron decisiones que se toman con “la cabeza caliente” y su objetivo es seguir trabajando por bien de la institución. Además que la salida del Vicepresidente Eduardo Romero fue un momento duro.

“Realmente hay cosas duras y difíciles que se viven con esta institución. En la vida hay errores, pero es por esto que hay trabajo, eso hemos estado intentando remediarlos con gran esfuerzo día a día”, comentó. Además dijo que el apoyo de todas las personas ha sido importante para el Club Deportivo Quito.

Recalcó el objetivo que tienen con la institución y dijo que “el compromiso es sacar este equipo adelante. Nuestra imagen, nuestra honra tiene que ser transparente, porque así se trabaja siempre aportando de una u otra manera”. Su plan es terminar el campeonato como uno de los mejores.

Por otro lado dijo que  como institución tienen que limar asperezas mediante comunicación y el diálogo. Eugenio Romero, ex Presidente dijo que lamenta lo sucedido y se disculpó por los percances que tuvieron que pasar y espera que todo vaya bien con el club.