Carlos Sevilla, estratega del Deportivo Quito, habló en rueda de prensa a 3 días del encuentro frente a Barcelona. El director técnico quiere tomarse la revancha del partido en Guayaquil, en el que perdieron por 3 goles a 0. El objetivo del equipo es salvar la categoría al final del año.

Sevilla comenzó refiriéndose al cotejo en Guayaquil, ante el mismo rival. “Todavía tengo latente ese partido que se jugó en Guayaquil, en el que les obsequiaron 2 penales. Ojalá pase lo mismo con nosotros este domingo, sería una gran ayuda para nosotros para levantar al equipo”, señaló.

Esta semana ha sido muy difícil en la interna del equipo, por la situación económica y la pérdida de puntos en la Federación Ecuatoriana de Fútbol. “Venimos trabajando dentro de este ambiente, tratando de recuperar a nuestros jugadores lesionados para contar con ellos en este partido. Mis dirigidos han subido su nivel individual y colectivamente, hemos hecho muy buenos partidos”, agregó Sevilla, que espera contar con el apoyo de la hinchada este domingo.

El equipo azulgrana no podrá contar con Franklin Salas, quien no ha podido entrenar esta semana por lesión. Además, Michel Castro jugaría el resto de la temporada en reserva por diferencias con la dirigencia y el cuerpo técnico, y a Martín Bonjour se los esperará hasta última hora. Sin embargo, los de la Plaza del Teatro recuperan a Cristhian Ledesma en ofensiva.