Sobre la agresión a Brahian Alemán, generada por unos pocos hinchas de Liga tras el 2-2 ante U. Católica, debemos decir algunas cosas que a nuestro criterio fallan en el fútbol ecuatoriano y que también fallaron en Ponciano:

1) Es condenable la actitud de 10-15 hinchas de LDU que agredieron verbalmente al volante albo. Su violencia no representa a la hinchada alba.

2) Los hinchas violentos deben ser desterrados de nuestras canchas y tener tratamiento como cualquier criminal en la calle.

3) La mayoría de los hinchas de todos los equipos quieren vivir la fiesta en paz. No los ahuyentemos socapando a violentos.

4) Por seguridad, los jugadores deben abandonar los estadios en buses escoltados por Policía y no ir directo a parqueaderos.

5) El equipo de seguridad del estadio de LDU volvió a fallar. No se puede permitir acceso a la hinchada al sector de la palmera.

6) La Policía Nacional actuó tarde y tibiamente. No previó pero tampoco reprimió la violencia.

7) No sabemos por qué la Policía Nacional es tan condescendiente con hinchas violentos. En un incidente cualquiera en la calle hubieran arrestado a alguno de los agresores.

8) Ni un resultado deportivo, ni un supuesto mal rendimiento en la cancha pueden ser pretexto para denigrar/agredir a nadie.

9) Alemán reflexionará sobre su reacción que pudo generar más problemas, pero jamás culparemos a la víctima de ser agredido.

10) Nuestra solidaridad con Brahian Alemán y su familia, que pasaron momentos horribles por culpa de unos violentos.

11) En el micrófono hemos sido críticos del rendimiento del volante uruguayo, ni él debe estar conforme con su temporada. Pero esto es fútbol, exigimos respeto.

12) Gracias a quienes se dieron un tiempo para leer mis ideas. Esto lo tenemos que cambiar entre todos.

Saludos…