Franklin el “Mago” Salas y Paúl Ambrosi se despidieron del fútbol profesional este sábado 11 de junio en Casa Blanca. Estadio donde ambos debutaron y celebraron títulos con su club, Liga de Quito.

Esteban Paz, dirigente de LDU, aseguró vía Twitter que “Paúl y Salitas han sido parte fundamental de la historia de Liga, dándonos tantas alegrías y felicidad. Hoy vamos a celebrarlos”.

Antes de la despedida oficial de los jugadores, hubo un partido preliminar con ex glorias. La fiesta se vivió con más de 20 mil aficionados que con carteles agradecían “tantas alegrías” que ambos ídolos de los “albos” le dieron a su hinchada. Ex dirigentes del club también se hicieron presentes.

El evento inició con una intervención musical del grupo Kapone y luego se dio la presentación de los jugadores. El gramado de casa Blanca tenía el número 11 y 4 en honor a Salas y Ambrosi.

El encuentro estuvo lleno de figuras que compartieron 80 minutos (40’ cada tiempo) en el campo de juego con Salas y Ambrosi, entre ellas: Nixon Carcelén, Alex Aguinaga, Polo Carrera, Ulises de la Cruz, Carlos Tenorio, Edison Méndez y Geovany Espinoza.

Joshua Salas y Fernando Ambrosi, hijos Salas y Ambrosi respectivamente, entraron para jugar con sus padres unos minutos en cancha. Entre llegadas de peligro y la alegría de los seguidores de Salas y Ambrosi, el partido finalizó Salas (rojo) 3-2 Ambrosi (blanco) con goles de Salas 1 gol (8’), Ambrosi (10’) Méndez  (13’), (39’) y Aguinaga (33’).

Luego del partido, Salas habló para su afición con los ojos llenos de lágrimas. El estadio entero coreó su nombre. Finalizó diciendo es hermoso para nosotros terminar nuestra carrera con nuestros hijos en el campo de juego”, Salas.

Foto: @rdguanin