Tras perder el invicto en casa blanca el pasado domingo frente a Liga de Loja, los albos no pierden el liderato en la tabla de posiciones y buscan reivindicar el resultado con su próximo rival Barcelona. Los jugadores liguistas aún con el mal sabor de la derrota, no se amilanan y aseguran que esta pérdida es una motivación para no confiarse y continuar mejorando.

El mediocampista, Fernando Hidalgo, argumenta que la derrota del día domingo solo fue un tropezón para el equipo, asegurando que el conjunto albo fue superior en el manejo del esférico pero no logro concretar. “Son circunstancias que en el fútbol siempre se presentan” dijo.

Sobre el rival del día domingo, el volante destacó lo complicado que será enfrentar a un Barcelona, que en la actualidad necesita levantarse y sacar puntos a toda costa. “Barcelona dará todo de sí, buscando siempre sumar puntos al igual que nosotros, contener su ataque será difícil pero vamos preparados para todo” indicó.

Así mismo su compañero, Jefferson Intriago, también concuerda en que la perdida solo es una prueba para que el equipo mejore su calidad de juego. El volante que el pasado domingo no fue titular en el partido frente  Liga de Loja, argumento que él siempre estuvo listo para saltar a la cancha pero el técnico tenía otra estrategia en mente. “La titularidad es algo que uno se lo gana día a día” dijo

De igual forma indicó que el rival de día domingo será duro, pero confía en que su equipo logre sumar esos 3 puntos de visitante.