Liga Deportiva Universitaria derrotó 1-0 a Barcelona este sábado en el estadio Banco Guayaquil en Chillo Jijón. El autogol del zaguero torero Bryan Caicedo desequilibró el cotejo a los 3 minutos. Los albos son bicampeones de este torneo.

A los 3 minutos, Liga abrió el marcador. Un centro de José QUintero provocó que el joven zaguero Bryan Caicedo se lance de palomita pero en lugar de despejar la introdujo en su propio arco. 1-0 para los albos. La U presionó y atacó incesantemente. Jhojan Julio dispuso de un mano a mano pero su control fue muy largo lo que permitió la reacción yendo al piso del arquero Javier Burrai.

Billy Arce también estuvo encendido. En dos acciones por izquierda reclamó penal, primero por un cruce de Jean Montaño en el vértice del área, y después con un desborde por la raya donde protestó un contacto en el hombro. El árbitro Roberto Sánchez dejó seguir el partido. Matías Zunino, de muy buen rendimiento en el primer tiempo, fue otro que estuvo cerca de anotar. Alcívar lo habilitó y cuando el uruguayo remató se cruzó con lo justo un defensa canario. El paraguayo Luis Amarilla desperdició una acción tras tiro de esquina, su cabezazo cuando estaba solo, se fue desviado. Barcelona apenas atacó una vez, a los 31′ cuando Leonel Quiñónez recibió un pase al vacío que cortó el arquero Gabbarini. Con la ventaja parcial de Liga se fueron al descanso.

En el complemento, Barcelona salió con una actitud más ofensiva y las variantes de Adonis Preciado y Gabriel Cortez le ayudaron a mejorar. El “Loco” Cortez casi logra el empate con un tiro libre lejano que sorprendió a Gabbarini pero el balón impactó en el horizontal. Más tarde, Adonis Preciado desbordó por derecha y su centro a media altura no encontró ni a Cortez ni a Carlos Garcés. Los toreros se fueron quedando sin fuerza e ideas. Al final lo intentó con más tiros libres pero sin éxito. Liga priorizó sostener el resultado. Billy Arce intentó de media distancia y desde fuera del área el juvenil Sebastián González pero remató muy débil y desviado.

La U logró el bicampeonato de la Supercopa Ecuador al mando del entrenador interino Gabriel Di Noia.

Foto: @FEFecuador