El director técnico que dirigió a Deportivo Quito en Loja, Renato Salas, dio sus impresiones luego de la derrota de sus dirigidos con el marcador de 1×0 ante ‘La Garra del Oso’ que los ubica en la Segunda División del Campeonato Ecuatoriano del próximo año.

Ante el descenso de los ‘Chullas’, Salas expresó: “Aferrarse a todas las oportunidades por más mínimas que sean demuestra el sentimiento de lucha (…) Nos faltó suerte en algunos momentos”.

En cuanto al compromiso disputado en el Reina del Cisne, el estratega ecuatoriano se mostró conforme por la entrega de los jugadores que debutaron en la Primera Categoría. “Estoy muy contento por ellos, por lo que dejaron en la cancha (…) Dieron un examen muy complicado y los respeto por todo el trabajo brindado hoy”, acotó. Recordamos que el cuadro ‘Azulgrana’ disputó el partido con el plantel de la reserva debido a que los futbolistas titulares se negaron a participar. Los únicos jugadores estelares que acompañaron al equipo hasta Loja fueron Juan Diego Rojas y Richard Calderón.

De cara al futuro, el director técnico ecuatoriano piensa que: “Se deben puntualizar cosas para mejorar (…) Hay que elaborar un proyecto acorde a la situación económica del club. Hay una bronca en mí que no puedo sacarme todavía”, finalizó.

El cuadro de la ‘Plaza del Teatro’ vuelve a la Serie B después de 36 años con un puntaje de 32 puntos y un gol diferencia de -25.