Rubén Darío Insúa, técnico de El Nacional dijo que el equipo se está preparando para sus próximos encuentros. Considera que esta segunda etapa será muy competitiva y todos los cotejos que se presenten serán difíciles.

Con respecto a los jugadores, Insúa dijo que Méndez tuvo una lesión leve, mientras que Álvarez sufrió una contractura en la espalda por lo que no estará presente en el próximo partido. Afirmó que la posible alineación en su cotejo contra el Aucas, utilizará una línea de tres con Morante, Caicedo y Luna.

Sobre Preciado dijo que ya está habilitado y está entrenando bien, pero que “nunca un jugador solucionará un problema de un equipo, salvó Messi o Neymar”, afirmó. Además dijo que hoy se realizará el último trabajo de campo y ahí se decidirá ahí quienes jugará el día sábado.

El objetivo de El Nacional este semestre según Insúa es intentar estar parejos, trabajadores y pelear por los primeros lugares. “Estamos siendo exigentes con los entrenamientos tratando de tener ingenio y precisión”, dijo el profesor. Informó que trabajarán en mejorar la técnica colectiva del club.