Toda Gran Bretaña tiene los ojos puestos en el tenista Andy Murray. El jugador escocés volvió a padecer una problema en la cadera, así cita el diario El País al rotativo The Times. Con esto, Murray podría pederse el primer Grand Slam del año 2018, el Australia Open.

El deseo de Andy Murray era pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo en Brisbane, para entrenar y aclimatarse a las condiciones del ambiente. Ahora tuvo que cambiar los planes. Según The Times, estas últimas semanas, Murray entrenaba de forma habitual en Miami, pero dudan su presencia en el torneo.

Andy Murray frenó su actividad deportiva la última parte del 2017 por una lesión similar. Esto le significó bajar en el escalafón del Ranking ATP. En el 2016 terminó como mejor del mundo, pero ahora se encuentra en la 16ta. posición. Dentro de la misma información de The Times, Murray podría someterse a una cirugía para resolver el problema en la cadera de una vez por todas.

Fuente: elpais.com