El COI (Comité Olímpico Internacional) finalmente anunció que los Juegos Olímpicos tendrán una nueva fecha de inicio, debido a la situación epidemiológica por la que atraviesa el mundo.

La cita multidisciplinaria aún no ha sido cancelada. Ante esto, entidades nacionales como Canadá y Australia anunciaron que velarán por la salud de sus atletas y no los enviarán a los Juegos Olímpicos ni Paralímpicos si su fecha de inicio no es postergada.

“El Comité Olímpico Canadiense solicita urgentemente al COI, el IPC y la OMS que pospongan los Juegos por un año y les ofrecemos todo nuestro apoyo para ayudarlos en cualquier complejidad que pueda traer su reprogramación”, dice el comunicado publicado por el COC, además de recalcar que “no se trata únicamente de la salud de los atletas, sino de la salud del público asistente”.

De igual forma, el Comité Olímpico Australiano (AOC) mantuvo una reunión vía videoconferencia y acordó que no enviará a ninguno de sus atletas al evento de verano, indicando a sus deportistas que es mejor que se preparen para disputar los Juegos en 2021.

El director ejecutivo del AOC, Matt Carroll, señaló que muchos de los atletas se estaban preparando en el extranjero, y que esto imposibilita su retorno debido a las restricciones de viajes en los aeropuertos. Este factor impide que Australia pueda, si quiera, reunir a sus competidores.

En su cuenta de Twitter, el conjunto australiano publicó un comunicado de Carroll, en donde muestra “su aliento a los deportistas” quienes ya se preparan para Tokio 2021.

Hasta el momento, solo estas dos delegaciones han anunciado su ausencia en la cita multideportiva del 2020.