Daniel Wappenstein y Jeff Villacís dialogaron en los estudios de LA RED explicando en  detalle la competencia de la Ruta de las Iglesias, Kinetico Corporal que se desarrollará en la ciudad capital y que espera contar con el respaldo multitudinario de los atletas. 

Según Daniel Wappenstein, la ruta de las iglesias es considerada de las mejores carreras que tiene nuestro país y es un esfuerzo que entrega a cada atleta una satisfacción personal, el personal encargado es quien recibe a los deportistas en la carpa de Kinetika, quienes explican que el esfuerzo más fuerte es llegar a la meta: “Hay un cambio metabólico del cuerpo que de repente se para y se terminó, en la Ruta de las Iglesias todo termina en la Shyris” explicó.

La precaución ante el clima muy frío de Quito es otra de las precauciones que piden los expertos tomen en cuenta los participantes: Alguien que cruza la meta, debe ponerse lo que tenga a la mano para abrigarse, y no pasar de una situación térmica a una extrema por el frío”, hay que cuidar que otras situaciones corporales que pueden afectar al cuerpo

A criterio de Jefferson Villacís la salud y el cuidado debe primar en los deportistas, una de sus preocupaciones es el tema del “ácido láctico” que es producido al final de las competencias y que afecta directamente al tema muscular: “El hielo y el calor son analgésicos para el cuerpo”, la recomendación es ducharse en agua fría, sin embargo en caso de que esto no sea aceptado, la sugerencia es mínimo agua tibia porque el agua caliente afectaría más a los músculos inflamados.

Finalmente se sugiere a los atletas que al siguiente día, salgan a realizar una pequeña caminata ya que esto elimina el ácido láctico que tiene el cuerpo posterior a la carrera y se hace la invitación para que sigan inscribiéndose en los puntos determinados.