Juan Naranjo, médico y director de Axxis Sports, dialogó este viernes en los 102.1 FM, en donde recordó al velocista Álex Quiñónez. “Han sido días extremadamente difíciles, no podemos normalizar estos actos como sociedad, los que estuvimos junto a Álex Quiñónez guardaremos el recuerdo de un gran deportista con un gran corazón”.

El doctor Naranjo es uno de los integrantes del grupo de trabajo de varios atletas ecuatorianos, en particular de los velocistas, al mando del entrenador cubano-ecuatoriano Nelson Gutiérrez. Como profesional y amigo de Álex Quiñónez, recordó su lado deportivo y también el más íntimo y de su entorno. “Era un atleta completo, se cuidaba mucho afuera, descansaba bien, comía bien, sabía cocinar muy bien y eso le permitía alimentarse muy bien. Un padre orgulloso de sus hijas y siempre estuvo preocupado por ellas, incluso cuando no vivíamos momentos de vacas gordas siempre estuvo preocupado para que tenga todo”, destacó.

De sus cualidades innatas, Naranjo mencionó que “era un atleta pura sangre, cuando entraba a la pista todos se quedaban callados viéndolo, ojalá podamos tener un atleta como él”. Como una de tantas anécdotas, contó que la admiración y respeto venían de varios países hacia Álex. “Una vez el entrenador de Gran Bretaña nos pidió hacer unos arranques y entrenar con Álex Quiñónez. Era como una estrella”, añadió.

Y también contó una historia curiosa. En una de las llamadas de La Red mientras estábamos en Estados Unidos, piso una avispa y le paso el teléfono sin avisarle a Álex Quiñónez. Me molestaron un mes con esa anécdota. Cocinaba rico, era un gran atleta y compañero de concentración”.

Quiñónez tuvo su mejor desempeño deportivo en el año 2019, donde fue campeón panamericano en Lima, y tercer lugar en el Mundial de Doha en los 200 metros. Tras la sanción por doping y no competir en Juegos Olímpicos de Tokio, el doctor Juan Naranjo aseguró que Álex Quiñónez quería volver y participar en el Mundial. “Alex es el reflejo de todo lo que puede salir mal en una sociedad. Si no cambiamos esas condiciones, fracasaremos. Ellos tienen la oportunidad de quedar para siempre con sus marcas”, concluyó.