No puede existir el deporte sin las mujeres, con los años han ido tomando relevancia en todos los ámbitos y ahora son partícipes y protagonistas de las competencias más importantes a nivel mundial. Aquí un repaso por todas las mujeres que pavimentaron los caminos para que al día de hoy las palabras mujer y deporte no sean ajenas sino que vayan de la mano.

Hélène de Pourtalès, un nombre seguramente desconocido entre la comunidad del deporte, pero con una importancia gigante. De Pourtalès fue la primera mujer en colgarse una presea dorada en los Juegos Olímpicos, corría el año 1900. Esta pionera navegadora suiza abrió el camino para que otras mujeres llegaran a la cita olímpica en los años siguientes.

67 años más tarde, un 19 de abril, otra mujer hacía historia en el deporte. Kathrine Switzer no solo se convirtió en la primera mujer que corrió una maratón de forma oficial, la de Boston, (una competición exclusiva para hombres), sino también logró un cambio en la situación de las mujeres en el deporte ya que su participación es considerada uno de los hitos más importantes del feminismo.

Si bien ha existido el baloncesto femenino, de manera no oficial, desde finales del siglo XIX, hay una mujer que le abrió las puertas de esta modalidad al mundo. Luisa Harris, en 1977 era considerada como la mejor jugadora de baloncesto de los Estados Unidos. En ese país, en aquellos tiempos, todavía no había liga profesional femenina, por ello, Lusia fue seleccionada en el Draft de la NBA. En la séptima ronda, los New Orleans Jazz, franquicia que en la actualidad se conoce como los Utah Jazz, drafteó a la jugadora de 1,91. Nunca llegó a jugar de manera oficial en la NBA pero fue la pionera para que en 1996 se creara la WNBA.

En el tenis la situación ha sido un poco diferente, las mujeres siempre han podido participar y no han sufrido la discriminación que se ha visto en otros deportes. Sin embargo, esto no quiere decir que se le ha dado igual relevancia que al juego masculino. No obstante, y a pesar de las dificultades, si hay mujeres que han sabido destacar en esta disciplina. La australiana Margaret Court es la tenista con más títulos individuales de Grand Slam de la historia. Con 24, supera en uno a la estadounidense Serena Williams (récord de la era Open).

Uno de los deportes que más a tardado en integrar a las mujeres ha sido el fútbol, pero con el paso de los años, ellas han brillado con luz propia dentro del que muchos dicen, es el rey de los deportes. En 2018, Ada Hegerberg, ganadora del primer Balón de Oro femenino, marcó un antes y un después en el fútbol femenino.

Otra mujer que ha logrado destacar en otro ámbito de este deporte fue la francesa Stéphannie Frapart. Frapart fue la primera árbitra en pitar una final oficial de fútbol masculino al oficiar el partido entre Liverpool y Chelsea por la Supercopa de la UEFA, el primer trofeo europeo de la temporada 2019/2020. También fue la primera en dirigir un encuentro masculino de Eliminatorias entre Holanda y Letonia en el 2021. Pero estos no son sus únicos logros, también fue la primera en arbitrar partidos de UEFA Champions y Europa League. La UEFA le designó un duelo de Champions League entre Juventus y el Dinamo de Kiev. En el marco de la Europa League dirigió el cotejo entre el Granada y el Omonia Nicosia.

El camino todavía es largo, pero mujeres como De Portuales, Switzer, Harris, Court, Hegerberg y Frapart ya lo han pavimentado con las primeras piedras para que el deporte femenino sea lo que es hoy. Un deporte más inclusivo y que reconozca de igual manera el esfuerzo entre hombres y mujeres en sus respectivas competencias.

¡Radio La Red felicita a todas las deportistas en su día!