La famosa tenista rusa, María Sharapova rompió el silencio tras 15 meses de sufrir una gran suspensión por haber consumido meldonium, medicamento prohibido. La ganadora de los cuatro abiertos del Grand Slam aseguró que el asunto se trató de un descuido.

La ex N°1 del mundo, se sinceró y aceptó que jamás se esperaba tal noticia aunque nunca pensó que fuera el final de su carrera.

“Fue impactante, sorprendente y con mucha incertidumbre, esa fue la emoción más fuerte con la que tuve que lidiar. No (retirarse), pero no sabía cuánto tiempo pasaría y eso me daba miedo”, dijo en una entrevista a CNN.

Sharapova comentó que tras enterarse de la suspensión pasó mucho tiempo con su madre y que esa pausa le ayudó a confirmar su amor por el tenis.

“Siempre supe que tenía una pasión por el tenis, pero sabía que algún día quería sentarme en el sofá, pero la verdad se vuelve bastante aburrido”, señaló.

Finalmente de algunas palabras de sus compañeros de deportes, que la criticaron tras su regreso comentó “Si las reacciones vinieran de hechos las consideraría, pero si las reacciones parten de opiniones personales, no les prestó atención”