Ben O’Connor se quedó con la victoria en la etapa 9 del Tour de Francia con facultad. El australiano arrancó a menos de 20 km de meta y construyó un intervalo de tiempo insuperable.

La novena etapa fue un recorrido de alta montaña, con 144,9 km entre Cluses y Tignes. El trazado contó con dos puertos de segunda categoría, dos de primera y un ascenso especial.

El pedalista australiano puso autoridad en el último ascenso a meta. O’Connor pedaleaba en la fuga y a la cabeza en pelea con Nairo Quintana y Mattia Cattaneo. Cuando restaban 17 km para el final, el del AG2R Citroen despegó y fue aumentando la ventaja muy rápido.

Conforme se avanzaba en el Montée de Tignes, O’Connor no aflojó y siguió incrementando el tiempo de diferencia respecto a sus perseguidores.

Por detrás, Carapaz, que tiraba en el pelotón de los favoritos con Ineos Grenadiers, lanzó un ataque que fue respondido por Pogacar, líder de la clasificación. El esloveno logró superar al tricolor y se fue en solitario.

La Locomotora pudo mantener el ritmo y continuó con su trabajo junto a Rigoberto Urán, Jonas Vingegaard y Enric Mas.

El australiano cruzó la meta a más de cinco minutos de sus cazadores y logró una escalada de 12 posiciones en la clasificación general, ubicándose como escolta del aún líder Tadej Pogacar.

Por su parte, el ecuatoriano terminó en séptima posición, a 6:34 del ganador. Esto le servió para ascender una casilla y ya es quinto en la tabla global.

CLASIFICACIÓN GENERAL