Olimpiadas Especiales y chicles agogó, una marca de tradición nacional, de la empresa Confiteca, firman una alianza estratégica por la educación.

Confiteca ha creado el primer chicle dorado, agogó oro, que hace alusión a una medalla de victoria y ya se encuentra en perchas a nivel nacional donde un porcentaje de sus ventas se destinará a la construcción de una escuela que beneficiará a más de 450 niños y jóvenes de escasos recursos y con discapacidad intelectual. Ellos como héroes son el referente del proyecto “Pintando un Futuro Mejor”, liderado por Olimpiadas Especiales, que a la fecha, ha logrado construir 14 establecimientos de este tipo, desde el año 2003.

Se prevé que la escuela sea construida en un terreno al sur de la ciudad de Quito. Su infraestructura estará diseñada para la funcionalidad de los alumnos, con salas de terapia física y de lenguaje, aulas, comedor, cocina y despensa. La causa de Olimpiadas Especiales denominada “Pintando un Futuro Mejor” ha permitido construir estas escuelas en varias ciudades del país: Galápagos, Esmeraldas, Machachi, Shushunfindi, Guayaquil, Cuenca, y otras.  Hasta el momento, el modelo educativo ha beneficiado a alrededor de 1.800 personas garantizando gratuidad y una educación de calidad a grupos de atención prioritaria.

El lanzamiento de agogó oro en alianza con Olimpiadas Especiales, se realizará el día miércoles 15 de marzo y contará con la presencia de Héctor Cueva, presidente de Olimpiadas Especiales; Bernardo Espinosa, gerente general de Confiteca, e Iván Vallejo, como embajador del proyecto, entre otras personalidades que apuestan por “Pintar un Futuro Mejor” para nuestro país.