Todo deportista necesita tener un excelente estado físico para rendir de manera óptima en los entrenamientos y competencias. Una alimentación equilibrada y reforzada de acuerdo a las necesidades de cada deportista son la base para alcanzar un óptimo estado físico y nutricional. Debido a la intensidad del ejercicio y recurrencia de este, muchos competidores, sobre todo de alto rendimiento, necesitan reforzar su dieta con nutrientes extras que solo lo proveen los suplementos alimenticios.

“Uno de los problemas nutricionales más comunes en los deportistas es el poco consumo diario de proteína, ya sea por falta de tiempo o desconocimiento. El consumo de suplementos de proteína asegura que el deportista alcance su requerimiento diario en calorías y no tenga problemas de nutrición”, explicó Sara Rivera, asesora nutricional de Herbalife Nutrition.

¿Cuáles son los beneficios más importantes?

  • Complementar la alimentación diaria: Sobre todo en deportistas, o personas que entrenan, tienen competencias rigurosas y recurrentes. La proteína extra mejora su rendimiento deportivo, ya que disminuye la degradación de fibras musculares causadas por el ejercicio, favorece al crecimiento muscular, obteniendo la fuerza física necesaria. Lo recomendable es consumir antes y después de la actividad física.
  • Aportan con mayor cantidad de soya: Tienen mayor cantidad de proteína de origen vegetal, que son de excelente calidad, tiene poca grasa y aportan fibra. También contienen compuestos bioactivos que tienen la función de antioxidantes, antiinflamatorios, antialérgicos y reducen los niveles de colesterol. Aportan, además con más aminoácidos esenciales que el organismo necesita como la arginina, el cual ayuda en el rendimiento deportivo e incrementa la masa muscular.
  • Ayudan a cumplir los objetivos: Son un gran complemento en la alimentación cuando se ha establecido un objetivo nutricional, ya que actúa como “ladrillo” en la regeneración y construcción de nuevos tejidos, generando crecimiento muscular. Es importante destacar que la proteína se debe asimilar de manera rápida y que no sobrepasar los 25 gramos por porción.
  • La proteína en polvo se asimila mucho más rápido que la proteína tradicional, y es más fácil de preparar: La cantidad adecuada para consumir la proteína depende del tipo de actividad física que se realice. Por ejemplo, para resistencia, velocidad o fuerza, varía de 1,7 a 2,5 g/kg peso/día. En competencia se recomienda un carbohidrato con proteína de fácil digestión.
  • Es ideal para la fase de entrenamiento o en prácticas de ejercicio que requieran fuerza como gimnasio, y al finalizar: Es importante acompañarlos con carbohidratos, generalmente para recuperar la energía perdida. Se pueden consumir en distintas presentaciones: polvo, barritas, bebidas deportivas, geles, yogur, hidratantes, batidos, pasteles, muffins, galletas, helados y yogur.