Los Miami Heat y Los Angeles Lakers protagonizan las finales para quedarse con el campeonato que se juega en la Burbuja de Orlando. Ya se han jugado tres juegos de cinco y los de California llevan una delantera de 2-1 ante los de Florida.

El cuarto partido de esta serie puede ser definitivo ya que en caso de ganar los Lakers, se pondrían 3-1 arriba en la general y sería imposible para los Heat igualarles. Por otro lado, si los de Miami ganan el cuarto encuentro empatan la serie 2-2, lo cual haría de ese quinto partido un campo de batalla en el cual las únicas dos opciones serían matar o morir.

Sin embargo, los de la conferencia Oeste llegan como favoritos a este duelo con un LeBron James enchufado al igual que su otra estrella Anthony Davies. Aunque un sólo error puede sentenciar la historia a favor de unos o de otros.

Si los Heat logran el empate, tendrían tiempo de recuperar a Goran Dragic y Bam Adebayo que se encuentran lesionados y se perderán este cuarto duelo.

El partido decisivo se jugará el martes a las 20h00 de Ecuador y promete ser un duelo donde las emociones serán llevadas al límite, mientras unos buscan el campeonato, otros sueñan con la remontada.