Santiago Quintero, montañista ecuatoriano, logró su séptima cumbre mayor a los 8.000 metros, el 30 de septiembre pasado en el Manaslú, la octava montaña más alta del mundo ubicada en el Himalaya, en la zona centroccidental de Nepal. Con esto, Quintero completa la mitad de las 14 cumbres que tiene como meta escalar.

Desde niño, Santiago ya se ilusionaba con escalar este tipo de montalas. “Este camino nació cuando tenía 7 años de edad, siempre soñé con las montañas de esta región. En el 2007 viajé por primera vez a la cordillera de los Himalayas y ahora estoy en mi undécima expedición acá. Es una enorme alegría el haber salido prácticamente ileso de todas mis aventuras”, señaló.

En el pasado, Quintero ya había intentado escalar esta montaña, sin demasiada suerte. “En el 2012 se me había negado la cumbre del Manaslú, pero este año se lo logró. Hubo varios obstáculos, la gran cantidad de nieve, las avalanchas, el frío y los 8.163 metros de altura”, afirmó. El ecuatoriano coronó el Manaslú el miércoles 30 de septiembre a las 10h20.

En cuanto a sus próximas metas, aseguró que el próximo año espera contar con el mismo apoyo de sus patrocinadores para seguir escalando las 7 montañas que le faltan en su proyecto. A continuación, las palabras emotivas del montañista desde los Himalayas: