La número uno del mundo venció por 6-2 y 6-0 a la rusa Elena Vesnina y jugará su novena definición en el All England. Por su parte Angelique Kerber derrotó a Venus Williams por 6-4 y 6-4.

Apenas 49 minutos tardó la número uno del mundo, Serena Williams, para derrotar a la rusa Elena Vesnina (50ª) y avanzar a su novena final en Wimbledon. La defensora del título y primera cabeza de serie dominó todo el partido y no tuvo oposición para lograr una tranquila victoria contra su rival.

“Nunca es fácil estar ahí y tener que luchar en cada momento”, dijo en una entrevista en la cancha la tenista de 34 años, que perdió sólo tres puntos con su servicio. “Es extraño, no puedo creer que estoy en la final otra vez. Estoy cero a dos (en finales de Grand Slam) este año, así que quiero conseguir por lo menos una”, agregó.

Serena enfrentará a la alemana Angelique Kerber, quien derrotó por un doble 6-4 a Venus, la mayor de las Williams. Después de su triunfo la alemana señaló  “Estoy emocionada por estar en la final de Wimbledon. Siempre fue un sueño para mi estar en la pista central el último día y jugar la final. Será un poco diferente que en Australia, porque allí era mi primera final de un Grand Slam. Seis meses después, he aprendido de aquella experiencia, y aquí ya sé lo que sucede después”.

Contra Serena Williams, Kerber tiene claro el plan. “Intentaré hacer lo mismo que hice en Australia, demostrarla, estoy aquí para ganar el partido. Pero sé que tengo que jugar de lo mejor que sé para vencerla” 

Una victoria el sábado le permitiría a la número uno del mundo igualar el récord en la era Open de 22 títulos de Grand Slam que posee la retirada Steffi Graf.