El director general del comité organizador de los Juegos Olímpicos de 2020, Toshiro Muto, estimó este jueves que las acusaciones de corrupción sobre la atribución del evento a Tokio van “más allá del entendimiento”.

“Tokio-2020 considera que esos argumentos van más allá del entendimiento”, declaró Muto en una entrevista concedida a la AFP. “Está claro que los Juegos fueron atribuidos a Tokio porque nuestra ciudad proponía el mejor dossier”.

La justicia francesa investiga desde diciembre la presunta corrupción en la atribución de los Juegos de Rio el próximo verano y de Tokio en 2020.

Tokio ha vivido varias crisis desde que superó a Madrid y a Estambul en el corte definitivo para obtener los Juegos, la mayor de ellas la cancelación por el Primer Ministro Shinzo Abe del proyecto del estadio olímpico a causa de su elevado coste, estimado en 2.000 millones de dolares.

Varias acusaciones de plagio obligaron a los organizadores a cambiar el logotipo.

Y sobre el otro asunto polémico, el coste total del evento, Tokio declaró luchar contra la escalada del precio, estimando que el montante total podría sobrepasar los 15.000 millones de dólares, seis veces más de lo previsto y tres veces más que los juegos de Rio.

“El presupuesto aumenta, naturalmente, como el coste de la vida y los cambios de planes”, explicó Muto, antiguo director del banco de Japón. El coste total “sólo lo conoceremos cuando hayan terminado los Juegos”, añadió.