Miller Bolaños fue la figura de su equipo, el Shangai Shenua, en la victoria 3-1 frente al Chongqing Lifan por la Súper Liga China, el ecuatoriano anotó dos goles y se consolida como titular en su equipo.

El primer gol lo hizo de pelota parada en el primer tiempo y el segundo tanto lo hizo aprovechando un balón que quedó en el área y definió con jerarquía.

Mientras esto sucedía, su compatriota Fidel Martínez, también fichado por el Shangai Shenua, miraba el partido desde el banco y no vio minutos en la goleada.