Gustavo Alfaro, técnico de la Selección Ecuatoriana de Fútbol, atendió a los medios de comunicación en una rueda de prensa telemática en donde se refirió al compromiso que mantendrá la Tricolor mañana (16:00) en el estadio Rodrigo Paz Delgado, por la segunda fecha de la Eliminatoria Sudamericana a Qatar 2022.

“Estamos en un proceso de conocernos, no tenemos tiempo para probar y sacar conclusiones, pero contamos con talento, convicción y compromiso de parte de los jugadores. Trataremos de hacer un partido acorde a las circunstancias, sabiendo que tendremos un rival de experiencia y que juega muy bien”, manifestó Alfaro.

Sobre el equipo que enfrentará mañana a los charrúas dejó algunas pistas, aunque no definió a ningún jugador. “Yo creo que el otro día el triángulo defensivo con los dos centrales y Carlos Gruezo jugó muy bien, controlando a Messi y a Lautaro Martínez, además Pervis (Estupiñán) me gusta mucho y el segundo tiempo de Ángelo (Preciado) fue muy bueno. Además se suma el caso de Cristhian Noboa, quien ya está con el grupo. Trataremos de diseñar un partido y no solo pensar en un 11 aclimatado a la altura, veremos el equipo que necesita al comienzo y otro para el final del partido; eso es más una cuestión de estrategia que de nombres propios”, argumentó.

El partido de mañana en el Rodrigo Paz Delgado se disputará en la altura de Quito, que para Alfaro será un factor que puede jugar a favor de la Tri, pero siempre y cuando el equipo despliegue buen fútbol. “La altura es un factor que se siente, pero que no es decisivo. Es un condicionante, pero no un disparador que hace que un equipo gane un partido. El tema es saber que está, que existe, pero que depende de la capacidad de un equipo para aprovecharla y administrarla. Uruguay ya ha demostrado que ha sorteado partidos en altura y Ecuador en su momento ha podido ganar el 90% de sus partidos en casa. Depende de lo que uno tenga, el equipo está más allá de los medios que hayan de por medio. Uruguay tiene las armas para contrarrestar la altura y también nuestro juego, entonces ahí veremos nuestras capacidades”.

“Me sorprendieron para bien las respuestas del jugador ecuatoriano, más que nada porque contra Argentina quería jugar de igual a igual, que no veamos la camiseta rival. Quería que Ecuador se plante en la cancha de Boca Juniors, más allá de la jerarquía del rival. Lo hicimos, jugamos un muy buen segundo tiempo, si habríamos tenido un poco más de manejo, quizá teníamos más posibilidades. Me gustó la predisposición, ojalá que podamos repetir eso el martes”, sentenció el DT nacional.

Foto: @LaTri