Barcelona empató sin goles en su visita a Wanderers en el estadio Centenario. La igualdad significó la última participación del conjunto canario en la Copa Sudamericana de 2022.

Los primeros minutos de juego fueron los mejores para Barcelona en la primera mitad. Los ecuatorianos salieron enchufados y con propuesta ofensiva: primero con una habilitación para Adonis Preciado que terminó en un remate cruzado e interceptado por el golero Silveira; unos minutos después, Carlos Garcés conectó un golpe de cabeza que impactó en el poste.

Wanderers no tardó en responder y, de inmediato, empezó a acumular llegadas por las bandas. Nicolás Quagliata y Agustín Santurio protagonizaron dos acercamientos al arco de Burrai, pero los fallos en la finalización no les permitieron ponerse adelante. El guardameta argentino, incluso, rescató una clara llegada de Mauro Méndez por el centro.

En la segunda etapa, los Toreros bajaron la guardia mientras los ‘Bohemios’ lanzaron un ataque contundente por los costados. Sin embargo, el guardameta Burrai se vistió de héroe para anular el grito de gol uruguayo.

Barcelona sufrió mucho en la salida y padeció ante la presión de Wanderers. El tramo final de los tricolores fue lo mejor de su partido, pues empezaron a atacar el arco contrario. No obstante, Silveira, que también brilló bajo los tres palos, se encargó de evitar el primer tanto para la visita.

El partido terminó con empate, lo que no sirvió para que ninguno de los dos conjuntos alcance los octavos de final. En la tabla de posiciones, Barcelona se quedó con nueve unidades y Wanderers con ocho.