Neymar y los demás jugadores de la selección de Brasil que militan en Europa están por arribar al país amazónico en las próximas horas, sin embargo Natal, la ciudad sede del cotejo por eliminatorias entre Brasil y Bolivia ya está movilizada. 

Como primera actividad del “scratch” este lunes desde las 18 horas el estadio Arena Dunas será abierto para la hinchada de la verde amarela, la seguridad será reforzada según reportes de prensa y así evitar lo que sucedió en el entrenamiento en Manaos donde algunos aficionados invadieron el campo y accedieron hasta la principal figura, el delantero del FC Barcelona, Neymar.

Se espera en la práctica alrededor de diez mil torcedores, la seguridad estará dividida en tres sectores para impedir una tentativa invasión.