El Fisco chileno presentó este viernes una demanda contra Sergio Jadue, expresidente del fútbol local, involucrado en el caso de sobornos de la FIFA, por no declarar unos 570.000 dólares que mantenía en paraísos fiscales.


La demanda “fue presentada en el segundo juzgado de Garantía de Santiago”, confirmó a la AFP una fuente del Poder Judicial chileno, sobre la querella en la que se acusa a Jadue de “declaraciones de impuestos maliciosamente falsas durante 2015”.

La FIFA entregaba pagos a una sociedad extranjera que estableció Jadue en Islas Vírgenes, un paraíso fiscal, donde obtenía mayores beneficios tributarios. El Fisco aduce que, al tributar por esos pagos en el exterior, quebranta la ley chilena de impuestos la cual indica que debían ser declaradas en el país sudamericano.

Jadue justificó estos pagos, asegurando que eran por sus funciones como vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). La prensa local especula que el monto total que percibió superaría los dos millones de dólares.

En noviembre pasado, Jadue dejó intempestivamente Chile y su cargo al frente del fútbol chileno y se fue a Estados Unidos donde admitió ante la fiscalía de ese país haber sido parte del escándalo de sobornos que golpeó duramente a la FIFA y en el cual ha sido involucrada la crema y nata de la dirigencia del fútbol sudamericano.

Jadue se encuentra en Miami, donde prestó declaración para lograr una reducción de la pena que la justicia estadounidense le podría imponer.

En Chile, la federación ordenó una auditoria a la gestión de Jadue, mientras que la fiscalía también lo investiga por lavado de activos.

Durante la gestión de Jadue, Chile logró ganar su primera Copa América en el torneo que organizó en el 2015.

msa/pa/ol

© 1994-2016 Agence France-Presse