Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, aclaró en una rueda de prensa este martes 23 de marzo, que se procurará una implementación de vacunas en los países que acogerán la Copa América 2021. Todo esto, con el objetivo de que se pueda contar con espectadores en los estadios.

“Estamos trabajando en conjunto con ambos gobiernos (Colombia y Argentina) para poder conseguir la mayor cantidad de vacunas posibles para que nuestros estadios también tengan la oportunidad de tener el público que aliente a sus estrellas”, dijo.

Según Domínguez, de acuerdo a los planes, los estadios se llenarían al 30% de su capacidad y todos los protocolos de bioseguridad serían estrictamente respetados.

La Copa América estaba pactada para jugarse en el 2020, sin embargo, debido a la pandemia del Covid 19, se aplazó un año. Las dos selecciones invitadas, Australia y Qatar, retiraron sus participaciones a causa de posibles riesgos.

Para adaptarse al contexto pandémico, la máxima entidad del fútbol sudamericano ha cambiado el formato de la competencia. La nueva modalidad consta de dos sectores, la Zona Norte y la Zona Sur. Esta última está conformada por Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay. Mientras que la Zona Norte la ocupan Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. La final se jugará en Barranquilla el 10 de julio.

“Desde Conmebol entendimos desde el principio, que la adversidad nunca fue un motivo para que nuestra gente no brille en el mundo y no hagan historia. La casa está ordenada, la adversidad es menor, pero la seguimos teniendo. Hoy tenemos un solo objetivo: llegó el tiempo de que CONMEBOL vuelva a la senda del triunfo mundial”, concluyó el presidente.