Con la llegada de Adenor Leonardo Bacchi mejor conocido como Tite, la selección de Brasil asume un nuevo reto, recuperar a un equipo goleado por las frustraciones y transformarse en el equipo temible por el que ha sido tradicionalmente reconocido.

Brasil volvió a ser la selección más temible de Sudamérica desde que la selección fue asumida por Tite, ganó siete partidos de Eliminatorias en fila, con 22 goles a favor y solamente dos en contra. La remontada en Montevideo le dio aún más solidez a su liderazgo en la tabla de posiciones, quedó siete puntos por delante de Uruguay, su principal perseguidor. A falta de cinco partidos, tiene 10 unidades de margen sobre el repechaje.

En el reciente comienzo del DT ha ganado sus ocho encuentros 3-0 a Ecuador, 2-1 a Colombia, 5-0 a Bolivia, 2-0 a Venezuela, 3-0 a Argentina, 2-0 a Perú, 4-1 a Uruguay por Eliminatorias y un amistoso por 1-0 a Colombia por homenaje a Chapecoense. En promedio de goles encajados descendió a 0,14 y en tantos a favor ascendió a 2,6.

Los títulos logrados de Tite como técnico han sido: Sudamericana (Inter Porto Alegre), Libertadores y Mundial de Clubes (Corinthians).